VIAJAR ES AMOR

experiencia

¿¿Quién es mamá Andariega???

Por: Mama Andariega

 @MamaAndariega

www.mamaandariega.odisea.me

 Cuando una persona está formando una familia, cuando es madre o padre, los viajes tienen un significado más mágico; al menos para mí viajar es invertir en recuerdos inolvidables que van impregnados de amor, tiempo, dedicación, experiencias, conocimientos y mucha diversión, unidos como familia en toda la extensión de la palabra, pues aunque todos vivamos y convivamos juntos diario, un viaje siempre será una forma distinta de conocernos y valorarnos.

 

… y sí, todos viajan, yo viaje en todas mis etapas, viaje con mis padres, viaje con amigos, viaje sola, viaje con mi pareja, viaje con dinero y sin dinero, tanto nacional como internacionalmente y eso también me es inolvidable; pero ahora que tengo a mis hijos esta experiencia de viajar me ha llenado de inspiración a tal grado que hice mi blog llamado: “Diario de una Mamá Andariega”.

 

Yo provengo de una familia que siempre careció de recursos económicos, pero lo que más recuerdo de mi niñez a pesar de la pobreza eran los cortos y largos viajes que hacía con mi madre que era igual de “pata de perro” como yo lo soy ahora con mis hijos y mi esposo, recuerdo nuestro viaje de un mes al sur de México, conociendo Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán, Veracruz, Quintana Roo y hasta la frontera de Belice y Guatemala y eso fue fascinante; recuerdo que cuando de plano no había tanto dinero mi madre me decía “vamos de mandado a Amecameca o a Yecapixtla”, era todo un día o fin de semana conociendo iglesias, plazas, museos, mercados, comida, etc. por eso para mí viajar es algo muy simbólico que tengo arraigado desde muy temprana edad, pues mi memoria no recuerda mis carencias, sino mis riquezas en mis recuerdos viajeros.

Pasaron los años y conocí en la universidad a un joven estudiante y juntos comenzamos una historia viajera siendo así inseparables, nuestro más largo viaje fue de un mes, nos fuimos de “mochileros” al pacifico mexicano, conociendo miles de lugares como Manzanillo, Barra de Navidad, Tenacatita, Puerto Vallarta, etc. éramos estudiantes,  no teníamos mucho dinero pero en ese tiempo acampábamos en las playas y no había tanto problema de inseguridad ni de permisos, pedíamos aventones y la gente todavía era amable, no había tanto temor de inseguridad y los aventones eran seguros, así recorrimos largas distancias.

Después de ser novios por varios años, ese joven me pidió matrimonio, nos casamos y juntos formamos una familia y nos dimos cuenta que muchos de nuestros recuerdos y fotografías giran alrededor de nuestros mágicos e inolvidables viajes, que con risas, sonrisas y a veces carcajadas recordamos.

Ya casada y por muchos años quise conocer Los Cabos, San Lucas y mi pareja decidió regalarme ese viaje, adquirimos un hotel que incluía todo hasta las bebidas alcohólicas, íbamos a hacer reservación en la lanchas rápidas para ir a ver a las ballenas, nos íbamos a desvelar bailando, yo quería el tour en camello por el desierto, quería bucear, en fin queríamos hacer mil cosas, pero una semana antes de irnos a nuestro destino, nos enteramos que estábamos embarazados de nuestro primer hijo; preocupados como papás primerizos, pensamos en cancelar el viaje, pero ya más tranquilos tomamos la decisión de ir y solo descansar; así que nosotros los fiesteros y desvelados ya a las 11 de la noche estábamos acostaditos en camita para dormir, fueron las vacaciones más tranquilas de toda mi vida, pero eso no le quito la magia y lo genial de estar embarazada y que mi esposo me cuidará a cada milímetro de mi ser.

"Viajar es Amor"

La primera escapada de fin de semana ya siendo padres fue a las cascadas de Túliman toda una odisea; nuestro primer viaje con mi hijo de meses de edad fue a mi hermoso paraíso terrenal Cozumel y como papás primerizos fue fascinante, pues ahí nos dimos cuenta que nuestras vidas habían dado un giro de 360° grados, pues en el hotel pedimos cuna con mosquitero, íbamos con sombrilla a todos lados, la carriola y la pañalera llena no podía faltar, rentamos auto para ir a todos lados y a las 9 de la noche a más tardar ya teníamos que estar en la habitación del hotel para que el bebé descansara.

Esto es solo un “pizca” de mi historia viajera y gracias a mis “Historias Andariegas” - viajar para mi es vivir, viajar son recuerdos, viajar es felicidad; mucha gente viaja para descansar, para vacacionar, para salir de la rutina y todas son válidas, pero yo desde hace años viajo por amor y para amar, porque estoy segura, que cuando mis hijos sean adultos recordarán estos momentos mágicos y yo junto a mi pareja de toda la vida siempre tendremos presente esos momentos recordándolos con risas, sonrisas y carcajadas, y eso para mí es invaluable, de eso se alimenta la familia.

 

 


Publicación más antigua Publicación más reciente