INTEGRACION SENSORIAL

articulo estimulacion temprana informativo

POR : REGINA PINTOS MORALES

COLABORACIÓN : CLAUDIA BARROSO URANGA  

INTEGRACIÓN SENSORIAL

 

 

¿Qué pasaría si te dijera que no es necesario llevar a tus hijos a estimulación temprana para obtener los mismos resultados que en casa? Seguramente ahora mismo me estarás haciendo una cara de what?!? Te entiendo!!! Por eso te pregunto ¿has oído hablar de la integración sensorial y su importancia?

Actualmente el término “estimulación temprana” se ha vuelto muy conocido; y como padres parece que la misma palabra nos persigue por todos los medios publicitarios, bombardeándonos con invitaciones a cursos y programas, por lo que pronto corremos a inscribir a nuestros hijos a todo lo relacionado con estimulación temprana que encontramos. Pero, sorpresa!!! al final déjame decirte algo, la estimulación temprana es recomendada por especialistas para que nuestros hijos tengan mayor oportunidad de desarrollo físico, intelectual y social en un espacio preventivo y adecuado. Lo cierto es que los cursos de estimulación temprana no son indispensables para que el niño pueda desarrollarse de la mejor manera.

En este sentido, es necesario ver a los programas de estimulación como una alternativa o un medio alterno para el desarrollo de los estímulos. Sin embargo, sabemos que no todos contamos con el tiempo para poder dedicar algunas horas de nuestro día para llevar una rutina de integración sensorial, por lo que es importante darse el tiempo para ponerla en práctica desde casa en la vida cotidiana.

Tomando en cuenta que desde el nacimiento de nuestros hijos hasta los siete años de edad, los conocimientos y el significado de las cosas los van adquiriendo por medio de la integración de sensaciones, es recomendable buscar toda acción, actividad, taller, escuela y productos que estimulen los 5 sentidos. Los programas de estimulación temprana consisten en juegos y actividades que proporcionen estímulos físicos y sensoriales favoreciendo al desarrollo del cerebro del niño, sin embargo hay que hacer hincapié en que el ser humano nace programado para realizar este tipo de actividades de manera natural y divertida.

Como padres se debe tomar acción en el tema, buscando actividades y juguetes donde  los niños tenga la posibilidad de elegir por si mismos, pero siempre y cuando dichas actividades y juguetes se lleven acabo o utilicen en la etapa recomendada.

Gracias a esta integración sensorial aprendida el niño adquiere herramientas para organizar su juego y tendrá más posibilidades de organizar su trabajo en la escuela volviéndose un adulto responsable. Podría decirse que la integración sensorial es la materia académica número uno, que le da a nuestros hijos las bases para poder desarrollar habilidades sociales e intelectuales superiores con mayor facilidad.

La integración sensorial es el proceso por el cual las distintas sensaciones se organizan por medio de la información que se obtiene de los sentidos, esta información brinda el conocimiento de las condiciones físicas del cuerpo y del ambiente que nos rodea, para poder desarrollarlo sabiendo que lo único que nuestros hijos necesitan es experimentar sensaciones de tacto, vista, olfato, oído y gusto.

Por ejemplo imagine que en este momento esta bebiendo esa taza de café que no puede perdonar en las mañanas, probablemente no sólo imaginemos el aspecto de la taza, sino que también recordamos su olor, la temperatura, con este horripilante frío, y el delicioso sabor, con una placentera consistencia la cuál nos vuelve adictos. Tomando en cuenta todas estas sensaciones que experimentamos tras ingerirlo se hace una conexión en conjunto que integran aquellos sentidos que hemos desarrollado y permite que aquel café se experimente como un todo.

¿Sabes por qué a los niños les encanta ser cargados, acunados y abrazados, correr, saltar, moverse y jugar? Pues te cuento, estas actividades favorecen la integración sensorial siendo la base de la estimulación temprana por lo que este desarrollo depende de la frecuencia en la que realicemos actividades de acuerdo a la edad, pues conforme van creciendo, su capacidad de integración sensorial también lo hace. Cuando su capacidad es suficiente para cubrir los requerimientos del ambiente, seguro empezara a experimentar retos y a sorprendernos en cuanto los resuelva de manera efectiva y teniendo grandes momentos de diversión.

Como ya te había contado el cerebro de nuestro hijo está programado para experimentar las sensaciones que el cerebro necesita para su desarrollo; sin embargo, es importante respetar el ritmo de nuestros hijos, pues si trata de acelerarlo esto sólo ocasionará efectos negativos en su desarrollo.

Les recomiendo que le den la oportunidad a sus hijos de experimentar diferentes sensaciones adecuando espacios, ya sea en el hogar o en la oficina, aptos para actividades que desarrollen desde los primeros años de su vida que es cuando empiezan a sentir su cuerpo y el mundo que lo rodea. También es relevante ir descubriendo el significado de distintos sonidos, interactuar con el mundo exterior tratándose de comunicarse con otras personas, mediante una correlación de los sentidos, las emociones dentro del cerebro, que son la base del desarrollo intelectual, social, y personal como lo explica el psicólogo Jean Piaget .

Sé que como padres existe una preocupación sobre el tema, pero no es necesario llevarlos a estimulación temprana si tenemos el tiempo y podemos promover la integración sensorial desde casa; basta con que tengan actividades al aire libre, que les lean cuentos, que tengan juegos adecuados a su edad, concluyendo retos y juguetes, enfocándonos en el modelo “VARK” tal cual ayuda al procesamiento de información por medio de la visión (visual), lo auditivo (auditory), lectura (read/write) y movimiento (kinesthetic).


Publicación más reciente