PILOTO DE LAS EMOCIONES

articulo emociones experiencia

 

emocionesDesde niña imaginaba mi vida como un avión, dibujaba a mis padres como los pilotos,  a los amigos como pasajeros, y no se diga de mis hermanas, siempre eran la tripulación del avión, tal vez por todas las instrucciones que me daban. Siempre en el dibujo ponía una brújula, mis maletas y el baño! Recuerdo estos dibujos como algo muy interesante, es uno de  los pocos recuerdos que se plasmaron de mi infancia. Hoy, de grande puedo descifrar esta imagen encontrándole una razón de ser.

¿Por qué a los niños les encanta jugar, dibujar y armar barcos, aviones y naves?

Siendo niña recuerdo que jugaba al astronauta era muy divertido hacer naves espaciales de cartón, agujerándolas para simular mi propio espacio, aquel espacio donde sólo yo podía ver la luz cruzar por el cartón. ¿Les suena familiar? Seguro alguna vez lo hicieron o  han sido cómplices de las fantasías de sus hijos corriendo a buscar aquellas estrellas fosforescentes o juegos de cartón para armar su espacio!  

Descubrí que los juegos de astronautas, los dibujos de avión, los espacios que los niños crean, provienen de la parte emocional de nuestro cerebro.

El Dr. Daniel Goleman, psicólogo estadounidense de la universidad de Harvard, escribió el libro “Inteligencia Emocional” ahí nos dice que tenemos dos cerebros divididos en racional y emocional y que desde niños debemos desarrollar habilidades específicas para encontrar el equilibrio entre los dos cerebros por medio de la sabiduría.

De niña no recuerdo haber tenido algún libro con tantos ejercicios de conocimiento de uno mismo y relaciones con los demás que tuviera múltiples destrezas como el “Baldor” de algebra que nos hacían memorizar al derecho y al revés para ejercitar la parte racional de nuestro cerebro.

Entonces ¿Quién realmente nos enseñaba esa gran guía de manejar nuestro interior, los pensamientos y los sentimientos como una materia obligatoria en nuestra vida? Pues se necesita un sistema educativo que nos enseñe como materia básica de la vida el lograr tener una relación entre los dos cerebros; por lo mismo los padres y educadores en las primeras etapas del infante deben de trabajar el sistema cultural, la estructura social, el desarrollo afectivo, tanto de una manera informativa como formativa, para crear individuos con personalidades auténticas, sanas, y felices.

emociones

Regresando al ejemplo del avión, podríamos descifrar aquellos juegos del mundo real que los niños aman, siendo los padres los copilotos del pequeño piloto que empieza a controlar el avión de la vida, en un ambiente con diferentes situaciones por enfrentar. Es necesario trabajar en paralelo con los demás miembros de la tripulación quienes son los educadores que implementan las herramientas para enfrentar frustraciones por medio de reglas, normas y valores que los lleven a tener relaciones sanas con los demás integrantes de la sociedad, quienes serán los pasajeros de su vida. Teniendo en cuenta que el piloto desde que nace tiene que adaptarse a una sociedad establecida, llega al mundo con dos maletas que serán sus únicas pertenencias  y que llevará con él siempre: las emociones y la voluntad.

Todo ser humano necesita en la vida un espacio único donde se conecte con sí mismo, por eso de niña mi lugar favorito era el baño; todo niño necesita tener un lugar favorito para conectarse con su “yo”, es una necesidad psicológica y hasta fisiológica. Por ello el afán de los pequeños de armar su espacio, su nave su avión, donde sienten responsables de pilotar su vida.

Como padres es muy importante hacerles saber que todo piloto, capitán y astronauta lleva consigo una brújula para guiar sus pensamientos y lograr autocontrolar su vida, dirigiéndose a la felicidad que busca, encontrando el equilibrio en lo que piensa hacer para lograr la marcha en ruta de sus pensamientos, identificando sus sentimientos para un adecuado manejo de sus vidas.

firma


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario