LA FASCINACIÓN PUEDE ELIMINAR MONSTRUOS NOCTURNOS.

ambientes infantiles experiencia

Ambientes infantiles

POR CLAUDIA BARROSO URNAGA 

"Monstruos" es la palabra que alguna vez de chicos en particular a mí me paralizaba. A la hora que me tocaba ir a la cama, sentía mi cuarto frío, tenebroso y como si me encontrara en un espacio desconocido en medio de la nada, sintiendo la más profunda soledad del día.

No sé el porqué del deseo y la admiración por el cuarto de mis padres, solo sé que lo sentía acogedor, tranquilo y seguro. No logro reconocer qué robaba mi atracción y mi pasión por pertenecer ahí hasta el día siguiente. Definitivamente lo veía totalmente opuesto al mío.

¿Será que me causaba una sensación de miedo, frialdad, y vacío encontrarme ahí cuando llegara la noche?

¿Será que no me sentía cómoda, a gusto y me causaba ansiedad?

Lo que si recuerdo es algo que me cambio la vida!!! Permitiéndome dar uno de los pasos más importantes, aquel paso a la independencia, perdiendo los miedos a los ruidos y la oscuridad. ¿Les cuento cuál fue la solución? Se le ocurrió a mi madre diseñar un cuarto diferente a lo conocido, un diseño que en ese entonces, ante mis ojos era espectacular y me volvía loca de emoción estar ahí!!!

En ese entonces estaban de moda aquellas camas con cuatro palos y un techo de palos transversales para sostener un velo encerrando la cama en una burbuja dando una apariencia de castillo. Seguro sabes de que modelo hablo, porque en esa época era lo más “inn” aunque déjame decirles no sé si haya sido la cama más segura porque recuerdo cómo el supuesto castillo se convertía en un pasamanos para mí jajaja; bueno iba en sistema montesorri, la libertad para mi era sin limites más aun los riesgos, llevándome el recuerdo de unas cuantas descalabradas que marcaron mi vida. No se diga de los tubos que sostenían el velo los trepaba hasta la punta sintiendo que me encontraba en el “Juego de la oca” donde ese era mi más grande reto o aquel sillón de decoración más grande que yo, que por su forma orgánica se convertía en la resbaladilla de “Mundo de juguete”. No puede faltar el juguetero que se convertía en la parte más divertida del juego cuando la adrenalina me permitía llegar a la punta de la cima siendo una pared de escalar cada una de sus repisas hasta el día que se me vino el mueble encima y me descalabre la cabeza!!!

Es ahí cuando entendí que del piso no pasaba y que el que yo amara ese lugar, era la razón de mi fascinación y las aventuras que podría construir en aquel espacio, es por eso que me apasiona el tema de los ambientes infantiles esa pasión por descubrir cada día las locuras que te desarrollan la creatividad y estimulan los sentidos y movimientos.

Aunque en aquellos tiempos los muebles no tenían la normativa como hoy en día haciéndolos un poco más peligrosos, mi experiencia me permitió dedicarme a esto, enfrentarme a los riesgos para que no lleguen a ser tan dolorosos y costosos como lo llegaron a ser.

Y quiero dejar claro que no le digo para apanicarnos como padres, sino al contrario, demostrarles que hoy en día con especialistas enfocados en el tema se pueden hacer espacios infantiles que sean inolvidables para sus hijos.

Como diseñadora y autora de varios espacios infantiles y con experiencias del otro lado con aquellos riesgos fúnebres. Les puedo compartir que parte de esa estimulación y desarrollo que tuve en mi infancia me hizo ser más creativa volando mi imaginación día tras día desde el ambiente que desarrollaba mi imaginación.

La libertad que el ambiente me permitía desarrollar, me hizo ser visionaria perdiendo el miedo y enfrentándome a los riesgos, con caídas y fracasos pero siempre hacía adelante creando mi propia identidad, en mí espacio aquel que sentía mío, sin miedo a los riesgos, sin miedo a la oscuridad, sin miedo a la soledad, pasó de ser un cuarto desolado a un cuarto fascinante dándome la oportunidad de ser yo, definiendo mi identidad, poniéndome a prueba con historias fantasiosas y sueños que hoy día me hacen ser quien soy.

Después de tantas caídas me permitió apasionarme y dedicarme al tema de diseño de mobiliario infantil!! Previniendo accidentes, poniendo detalles que a mí de niña me enamoraban y estudiando cada detalle para tener una libertad vital que les permita con toda seguridad explorar su mundo, tanto exterior como interior, y llegar a ser niños visionarios sin miedo al cambio, sin miedo a la oscuridad y a que siempre exista una fascinación por vivir al máximo.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario